Fuente de la Imagen : www.apsnet.org

Fuente de la Imagen : www.apsnet.org

En esta época del año en la que nos encontramos, es fácil encontrarnos con un problema que se agudiza debido especialmente a una climatología favorable, humedad excesiva y una importante diferencia de temperatura a lo largo del día. Son las enfermedades causantes de podredumbres tanto a nivel foliar como radicular.

Diversos patógenos son los causantes de dichas enfermedades, la mayoría de ellos hongos parásitos productores de esporas de resistencia que son capaces de perdurar en estado de latencia durante varios años en el suelo o el entorno, hasta que la situación es favorable para su desarrollo y entonces se multiplican fácilmente, prefiriendo momentos de elevada humedad, temperaturas diurnas entre 15 y 20 ºC en días con menos horas de luz.

Estas esporas son entonces diseminadas por el viento o incluso el contacto a nivel foliar y cuando se trata de hongos de suelo se trasladan con el movimiento del agua y aprovechan la rotura de raíces. Entre los más conocidos podemos encontrar a los integrantes del género Botrytis causantes de podredumbres grises en tallos, flores y frutos de más de 200 especies de plantas o la Sclerotinia sclerotiorum que representa un verdadero inconveniente en cultivos como la lechuga, así como un hongo de suelo tan polivalente como la Phythoptora capaz de afectar tanto a cultivos hortícolas como frutales.

Existen en el mercado diferentes fungicidas recomendados para el control de estas enfermedades, entre los que podríamos mencionar nuestro FulminE K. Aunque también podemos recomendar algunos consejos a tener en cuenta y que son una serie de medidas preventivas, pues en cualquier caso siempre será mejor como dice el refrán “prevenir que curar” y este refrán como muchas cosas en la vida también se puede trasladar con buenos resultados al mundo agrícola.

En primer lugar y como primordial, cuando se trata de problemas causados por hongos cuya aparición se ve favorecida por situaciones de exceso de humedad, utilizar marcos de plantación más extensos o podas que no permitan fácilmente la acumulación de humedad o la falta de luz entre las plantas o el follaje, Teniendo especialmente cuidado con los tiempos de riego. En presencia de menos horas de luz (días más cortos), la evapotranspiración o pérdida de agua de las plantas es mucho menor y por tanto las necesidades de agua, así que los riegos se deben ajustar a ello.

Por otro lado, microorganismos como la Botrytis, comienzan parasitando tejidos que corresponden a la epidermis o cutícula de los vegetales, tejidos en cuyas células es indispensable la presencia de iones como el calcio o el potasio que forman moléculas como el pectato de calcio el cual estabiliza las paredes celulares ó barrera primaria donde las enzimas de los hongos patógenos comienzan su infección. Además, el potasio es un nutriente decisivo en cuanto a los mecanismos de turgencia celular se refiere. Así que una nutrición adecuada, que tenga en cuenta todos estos elementos y que sea realmente cuidadosa en cuanto a la aportación de nitrógeno, pues su exceso no va a ser nada beneficioso. En este sentido, podríamos recomendar nuestros VigorE CalciumB y VigorE Potasium.

Y por supuesto, nunca debemos olvidar mantener unas buenas raíces, las cuales se ven mermadas en esta época, para lo cual podremos echar mano de VigorE, pues además de contribuir a este efecto, nos va a ayudar a tener plantas fuertes y resistentes.

Teniendo en cuenta estos sencillos consejos, podríamos tanto ayudar a combatir dichas enfermedades, así como reducir el uso de productos contra las mismas.

Por otro lado, existen desde algún tiempo en el mercado productos menos peligrosos para el medio ambiente y lo suficientemente eficaces para combatir dichas enfermedades en base a microorganismos, en los cuales desde el departamento de I+D de Novasys Pharma estamos trabajando. Sus metabolitos, sustancias con efectos deshidratantes o activadores del sistema inmulógico de las plantas que generan escasas resistencias por parte de los patógenos y que estamos convencidos, constituirán la próxima generación de fitosanitarios.