Acuae Tratamiento del Agua

La línea Acuae está enfocada al tratamiento del agua, especialmente en embalses para riego de cultivo, de manera natural y totalmente respetuosa con el medio ambiente, protegiendo la maquinaria de riego y optimizando la calidad del agua que se utiliza para ello, evitando los problemas producidos por la aparición y el desarrollo de algas. De esta manera, el agua tratada con Acuae se puede utilizar sin limitaciones en riego tanto en agricultura convencional como en agricultura ecológica.

No obstante, este producto, además de ser recomendable para que el agua de cultivo tenga unas condiciones de calidad totalmente optimas, también se puede utilizar para obtener grandes beneficios en estanques, balsas de agua o los lagos que embellecen los campos de golf, puesto que Acuae está indicado como solución preventiva para controlar los hongos. De este modo, Acuae asegura los resultados sin necesidad de aplicar productos agresivos con los cultivos y con el suelo, por lo que el agua tratada se puede utilizar sin limitaciones en riego tanto para agricultura convencional como ecológica y en los otros usos anteriormente mencionados.

Dentro de la gama Acuae se pueden encontrar los siguientes productos orientados al tratamiento de aguas: Acuae Azul y Acuae Bac.

 

Por otro lado, las fuentes alternativas de regadío son el reuso del agua municipal y agua de drenaje. En cualquier caso el uso de agua reciclada puede tener efectos adversos para la salud pública y el medio ambiente. Esto dependerá de la aplicación o del uso que se le de a este agua reciclada, características y limitaciones de suelo, condiciones climáticas y prácticas agrícolas. Por lo tanto, es imprescindible que todos estos factores sean tenidos en cuenta en la gestión del agua reciclada.

La calidad de agua usada para irrigación es determinante para la producción y calidad en la agricultura, mantenimiento de la productividad del suelo de manera sostenible y protección del medio ambiente. Por ejemplo, las propiedades físico- químicas del suelo, (ex. estructura del suelo, estabilidad de los agregados) y permeabilidad son características del suelo muy susceptibles al tipo de iones intercambiables que provengan del agua de riego.

La calidad del agua de regadío puede ser determinada mediante análisis de laboratorio. Los factores mas importantes a tener en cuenta para determinar la validez del agua usada para los fines agrícolas específicos son PH, riesgo de salinidad, riesgo de sodio (Relación de absorción de sodio o RAS; en ingles se conoce con las siglas SAR), riesgo de carbonato y bicarbonato en relación con el contenido en Ca & Mg, elementos traza, elementos tóxicos, nutrientes y cloro libre.

Tratamiento de aguas para riego

La agricultura es con diferencia la mayor consumidora de agua a nivel global. El 70% del consumo de agua del mundo es para el riego de cultivos. En varios países en vías de desarrollo, el agua destinada al riego de cultivos representa el 95% del agua consumida, y juega un papel clave dentro de la producción de alimentos y seguridad alimentaria. En la mayoría de estos países el desarrollo de estrategias futuras de agricultura pasa por el mantenimiento y mejora de la expansión de esta agricultura de regadío.

Con la utilización de esta línea de productos en las plantas se consigue disponer en todo momento de una maquinaria y de un agua de riego de óptima calidad, con las mejores condiciones posibles, evitando así los problemas producidos por la aparición y proliferación de algas, tales como la obturación de filtros, entre otros aspectos a estos con mayor incidencia que el resto en las plantas.

Unos problemas que pueden generar un elevado coste para el agricultor, ya que la obturación de los filtros puede derivar en un riego incorrecto del cultivo, faltándole así agua, tan necesaria para las condiciones de la plantación, y derivando posteriormente en mayores costes que los iniciales de la sustitución de filtros.

Es por todo ello que su uso está especialmente indicado en aguas de embalses con las que se riegan los cultivos, ya que es una gama de productos totalmente inocua para las personas y para la fauna acuícola y terrestre, además de evitar la destrucción de la fauna bacteriana, que resulta muy beneficiosa para el suelo. Asimismo, puede aplicarse para otros usos, como los que se describen a continuación.

No está de más saber que el agua usada para regadío puede provenir de fuentes naturales y/o alternativas. Así, las fuentes naturales incluye el agua de lluvia y superficial de escorrentía (lagos y ríos). Recursos que deben ser usados de una manera responsable y sostenible. La cantidad de agua que proviene del agua de lluvia depende de las condiciones atmosféricas de la zona. El agua superficial es un recurso limitado y es por ello que, normalmente, requiere de la construcción de embalses y presas para su explotación con un significante impacto ambiental.

Controlar los hongos

Acuae también es una gama de productos que está especialmente indicada como solución preventiva para controlar los hongos.

De esta manera, Acuae garantiza resultados en las plantas sin la necesidad de aplicar productos agresivos con los cultivos y con el suelo, por lo que el agua tratada se puede utilizar sin limitaciones en riego tanto para agricultura convencional como para la agricultura ecológica.

Acuae es fácil de utilizar, ya que se vierte directamente sobre el estanque, fuente o embalse que se desea tratar y, debido a su alta solubilidad, se dispersa en un corto período de tiempo hasta su homogeneización, reduciendo de manera rápida y efectiva el desarrollo de las algas en el agua, que queda en las mejores condiciones posibles.

Acuae Tratamiento de aguas para riego
Acuae Azul

¿Qué es?

Acuae azul es sin duda la forma más económica y fácil de controlar las algas minimizando su población y respetando el ecosistema, creando además en el agua una apariencia natural de un agradable color azul.
Acuae azul, que es extremadamente fácil de aplicar, permite obtener unos resultados muy rápidos y duraderos en sus aplicaciones en el agua.

¿Para qué es?

  • Reduce el desarrollo de las algas al reflejar la radiación azul fotosintéticamente activa, de tal manera que no permite que se desarrollen las algas en el agua al no poder realizar la fotosíntesis.
  • Embellece las aguas turbias y sucias, dándoles un aspecto natural con apariencia azul cristalina.

Descargar pdf

Acuae Bac

¿Qué es?

Este producto, Acuae Bac, es totalmente natural y respetuoso con el medio ambiente. Por su parte, se emplea en el tratamiento biológico para el control y mantenimiento de aguas y balsas.

Entre sus beneficios, se trata de un producto totalmente inocuo, que no usa agentes químicos, es apto para cultivo ecológico, evita la proliferación de algas, previene la obturación de los sistemas de riego, filtros, desagües de balsas para aguas destinadas a uso agrícola. Mantiene también los embalses de agua libres de los agentes que alimentan las algas: restos de aportes en campos o descargas de aguas residuales.

Mantiene asimismo la estética de agua limpia en estanques, lagos, charcas, fuentes en jardines, lagos de los campos de golf, hoteles, entre otros.

¿Para qué es?

Recomendado está al 100% el uso de Acuae Bac, pudiendo verterse el producto directamente sobre el estanque, la fuente o el embalse, ya que dada su alta solubilidad se dispensa en un corto período de tiempo hasta su homogeneización. Este tipo de productos se pueden aplicar sin problema en cualquier estación del año, excepto cuando la temperatura del agua sea inferior al punto de congelación, con una dosis de 1 litro de Acuae Bac por cada 100 a 150 metros cuadrados de superficie de la balsa.

No se recomienda su aplicación después de haber utilizado Permanganato Potásico o en tal caso habría que dejar transcurrir 30 días desde el final de la aplicación del Permanganato.

Descargar pdf